• Zelma Davila, Esq.

Mantener su Automovil en la Bancarrota


¿Se ha preguntado si puede declararse en quiebra y mantener su carro? Para la gran mayoría de las personas, tener un carro es una de las necesidades absolutas de la vida. No es de extrañar, por tanto, que las personas que planean radicar quiebra estén preocupadas por si pueden conservar su vehículo de uso diario.


La buena noticia es que se puede hacer. Si presenta una quiebra directa del Capítulo 7 -o está en el Capítulo 13 y necesita un carro- es posible estructurar los procedimientos para permitirle conservar su vehículo actual.


Hay bastantes detalles que discutir este tema. Hoy, tomarnos un tiempo para aclarar algunas cosas al respecto.


Acuerdo de reafirmación


Su primera opción en un caso del Capítulo 7 es llegar a un acuerdo de reafirmación con el prestamista de su carro. Por supuesto, si usted ya es dueño de su vehículo sin gravámenes, esto aplica. Un acuerdo de reafirmación implica contratar con el prestamista para eliminar el préstamo del carro del ámbito de los procedimientos de quiebra por completo.


En este caso, su carro no estará sujeto al descargo de la quiebra, pero como condición para conservar el vehículo deberá seguir manteniendo los pagos correspondientes. Recuerde, sin embargo, que el prestamista puede embargar el carro y demandarle por una sentencia de deficiencia si alguna vez no cumple con los pagos regulares.


Este tipo de acuerdo debe ser aprobado por el tribunal de quiebras, y normalmente se niega a hacerlo si el prestamista no reduce el tipo de interés o el balance del principal de su préstamo. Debe demostrar que puede cubrir los pagos, lo que puede ser complicado si sus documentos de quiebra sugiere que sus ingresos disponibles son insuficientes.


Petición para Obtener el Vehiculo


En el Capítulo 7, es posible comprar su carro directamente al prestamista a su valor de venta al por menor en el momento de la presentación de la quiebra. Esta vía puede ser interesante si el valor del carro es considerablemente inferior al importe de su préstamo. Para poder optar a este “rescate”, el carro debe ser de uso exclusivamente doméstico, personal y familiar. Tiene que ofrecer un pago único.


Esta moción se presenta ante el tribunal de quiebras de acuerdo con sus normas de procedimiento. Básicamente, debe notificar la moción al prestamista del carro y presentar evidencia al tribunal para demostrar el valor de venta actual del carro. Si el tribunal está convencido, aceptará su petición y ordenará al prestamista del carro a que acepte su pago.


Una vez efectuado el pago, el prestamista procederá a transferirle el título de propiedad, libre de cargas, a usted.


Esto es sólo un breve resumen del proceso, pero hay mucho más que se puede discutir. Cada asunto particular tiene su evaluación. Por ello es altamente recomendable contar con la asesoría legal especializada en su caso.


La presentación de una moción puede ser un asunto muy complejo, y se recomienda buscar primero el asesoramiento de un abogado especializado en quiebras.


¿Quiere conservar su carro en la quiebra?


Póngase en contacto con nosotros