Search

Capítulo 13

Reorganización para individuos y negocios no incorporados.


Este capítulo envuelve el repago de todo o de parte de las deudas que tiene un individuo, matrimonio o negocio no incorporado.


El Capítulo 13 está diseñado para individuos con ingreso regular que quieren pagar todo o parte de sus deudas en plazos durante un periodo de tiempo. Usted es elegible para el Capítulo 13 si sus deudas no exceden cierta cuantía monetaria indicada en el Código de Quiebra.


Bajo el Capítulo 13, usted deberá radicar con la corte un plan para repagar a sus acreedores todo o parte del dinero que usted les debe, utilizando sus ingresos futuros. El periodo aprobado por la corte para repagar sus deudas puede ser de tres o cinco años dependiendo de su ingreso y otros factores. La Corte deberá aprobar su plan antes de que el mismo entre en efecto.


Luego de completar sus pagos bajo el plan, sus deudas generalmente quedan descargadas excepto las de pensión alimentaria, la mayoría de los préstamos estudiantiles, algunas contribuciones, la mayoría de las multas criminales, y las obligaciones de restitución, algunas deudas que no están listadas adecuadamente en sus documentos de quiebra, algunas deudas por actos que causaron muerte o daño personal, y algunas obligaciones aseguradas a largo plazo.


El costo de radicación bajo el Capítulo 13 suma $310 ($235 Derechos de Radicación, $75 Derechos Administrativos) pagadero al Tribunal de Quiebras, más honorarios de abogado.


A continuación 5 problemas que se pueden resolver con un Capítulo 13 de Quiebra:


Problema a Resolver #1: Atrasos en la Hipoteca


Cuando hay atrasos con la hipoteca mediante un Capítulo 13 la persona puede hacer un plan de pago para ponerse al día con el préstamo hipotecario y seguir hacia adelante con su obligación original. La radicación de un Capítulo 13 en este contexto es un remedio excepcional pues paraliza de inmediato y por completo la demanda de ejecución o gestión de cobro del banco, le permite al deudor pagar los atrasos, continuar con los pagos siguientes y al final ponerse al día.


Problema a Resolver #2: Atrasos en el Auto o Pagos Altos del Auto


El Capítulo 13 permite al consumidor hacer un plan de pago para incluir los atrasos de auto que se han acumulado y continuar pagando el préstamo de auto o leasing de manera regular al día. Además, en préstamos convencionales de auto el Capítulo 13 también brinda la opción de incluir el balance del préstamo del auto completo dentro del plan de pago con el potencial de reducir el pago mensual que el consumidor tiene que desembolsar.


Problema a Resolver #3: Deuda de Pensión Alimentaria


Los atrasos de pensión alimentaria pueden ser incluidos en el plan de pago del Capítulo 13 y así evitar la reclusión por desacato al tribunal debido al incumplimiento con la orden de pagar pensión. Aquel padre o madre alimentante puede estructurar un plan de pago bajo el Capítulo a base de sus ingresos corrientes para ponerse al día con el pago de la pensión fijada.


Problema a Resolver #4: Deuda de Contribuciones


Las deudas de contribuciones de parte de Hacienda, IRS, Patente, CRIM y otras obligaciones gubernamentales pueden incluirse dentro de un plan de pago bajo el Capítulo 13 y permitir al consumidor,  negocio, corporación o  d/b/a continuar operando sin temor de que le clausuren o que le impidan renovar sus permisos.


Problema a Resolver #5: Deuda de tarjetas de crédito, préstamos y deficiencias de autos


El Capítulo 13 permite hacer un plan de pago en el que se incluyen todos los acreedores de tarjetas de crédito, financieras préstamos personales y deficiencias por préstamos de autos reposeídos o entregados. En la mayoría de las ocasiones, a estos se le puede pagar en el plan una cantidad reducida del monto adeudado sin la obligación de pagar intereses usureros ni recargos o penalidades. La radicación de un Capítulo 13 impedirá las gestiones de cobro y los hostigamientos de los cobradores.


En conclusión, hay muchos problemas económicos que tienen solución y formas de resolver. El consumidor que ha sufrido mermas en el ingreso, desempleo, que se haya enfermado o que haya experimentado algún otro problema económico tiene en sus manos la herramienta de un Capítulo 13 de quiebra para obtener la solución. No olvide que se trata de un derecho que como persona usted tiene. Lo importante es asesorarse a tiempo con un abogado experimentado en la materia.